Deià ¿Qué visitar en el pueblo que quizá tiene más encanto de Mallorca?

Deià (o Deyà) es un pintoresco pueblo situado en pleno corazón de la Serra de Tramuntana, a mitad de camino entre Valldemossa y Sóller. Aunque Valldemossa, de la que se separó en el siglo XVI o Fornalutx, normalmente atrae la mayoría de los elogios, quizá, Deià sea el pueblo con  encanto de Mallorca.

Quizás se deba a su privilegiado enclave que se extiende a través del Mediterráneo y las montañas o a esas maravillosas casas de piedra. Ya sea que sea, Deià es un lugar mágico mire por donde se mire, y lo transmite con su atmósfera, naturaleza y tranquilidad . Y en esto no podemos estar muy equivocados cuando una gran parte de su población son extranjeros que han renunciado al encanto de este lugar. Aunque no fueron los primeros, como ellos, muchos artistas, pintores y escritores que vinieron de la década de 1960 e hicieron de Deià su fuente de inspiración y retiro. Por lo tanto, Deià es conocida por ser una de las ciudades más bohemias y con más legado cultural de la isla.

Si entre sus planes está visitar la isla de Mallorca, no ignore el municipio de Deià. En esta guía te diremos el itinerario perfecto para ver Deià y no perderte ninguno de sus bellos y encantadores rincones que te ofrece esta maravillosa localidad.


Booking.com

¿Cómo llegar a Deià?

Al igual que ocurre si quiere visitar Valldemossa, la mejor manera de ir a Deià, si no tienes tu propio vehículo, es en transporte público. Específicamente, la línea 210 de la Compañía de Transporte de las Islas Baleares, los autobuses rojos y amarillos. La línea 210 se detiene en diferentes puntos de Playa de Palma, Can Pastilla y Palma (estación intermodal). Aunque recomiendo ir en coche, ya que nos dará mucha más libertad para recorrer la Sierra de Tramuntana y los alquileres de coches en las isla de Mallorca son muy económicos.

En el caso de Deià, el estacionamiento es realmente un problema, especialmente en los meses de verano. La ciudad no está preparada para recibir una gran cantidad de automóviles y el estacionamiento público es escaso. Si vienes de Palma, llegando a la ciudad de Deià a la derecha, encontrarás lo que creo que es el único aparcamiento gratuito que ofrece la localidad, aunque en verano se convierte de pago.

VISITAS. ¿Qué ver en el pueblo de Deià?

Aunque posiblemente la mejor manera de descubrir Deià sea caminando y dejándose llevar a través de sus empinadas calles pavimentadas con un maravilloso empedrado. Os proponemos un recorrido completo dónde podréis descubrir desde las mejores vistas panorámicas, desde las cuales podréis contemplar todos los lugares de interés en el municipio hasta su idílica cala, “Cala Deia”
Si llegáis en coche lo mejor es iniciar  la ruta por Deià en el aparcamiento gratuito situado en la entrada del pueblo. Desde allí, podremos empezar nuestro recorrido por Deià con una paseo todas  las pasarelas que rodean el pueblo. No tengáis miedo a perderos, Deia es un pueblo muy pequeñito, recorred libremente las calles como más os apetezca y esto servirá de primera toma de contacto con vistas a sus pintorescas y sumamente cuidadas casas de piedra. Aunque os parezca mentira algunas de estas casas son de construcción moderna, pero se han empleado materiales procedentes de derribo, piedra tallada a mano y revestimientos realizados de una manera artesanal y tradicional.
Si visitamos el pueblo entre octubre y abril  ( época de lluvias en las isla ) posiblemente nos acompañe el sonido del torrente (Torrent des Racó) que pasará a nuestros pies. Cuando finalice la pasarela, deberemos cruzar la carretera y tomar el camino que asciende junto al torrente. Se trata del Camino des Racó, que nos llevará en primer lugar a una preciosa cascada (a partir de abril apenas llevará agua ) y, a medida que tomemos altura, nos podremos descubrir las increíbles, únicas y bellas  panorámicas de Deià. La verdad que parece que la historia se ha detenido en este bello pueblecito, es sumamente hermoso, os lo digo de corazón.
Descendemos por el mismo camino y cuando lleguemos a la carretera bajaremos por el lado derecho de la pasarela, siguiendo el cauce del torrente. Pasaremos por el Carrer Teix y a continuación por el Carrer Es Clot. Aquí se encuentra el refugio de Can Boi, parada habitual entre aquellos que atraviesan la Serra de Tramuntana por la ruta senderista GR 221.
A la altura del antiguo lavadero cruzaremos el torrente dejando atrás el Carrer Es Clot. A esta calle deberemos volver si queremos realizar la pequeña excursión hasta idílica Cala Deià.
Con un moderado y ligero ascenso llegaremos a la parte alta del pueblo, dónde se encuentra la plaza de la iglesia y la parroquia de San Juan Bautista, el cual es patrón del pueblo. Por el camino posiblemente veremos algunas baldosas en las paredes de sus maravillosas casas de piedra con imágenes del calvario, que nos recuerdan a las baldosas dedicadas a Santa Catalina Thomas en la localidad de Valldemossa.

Al lado de la iglesia hay un pequeño mirador protegido por dos cañones de hierro fundido desde el que podemos disfrutar de hermosas vistas de la Serra de Tramuntana y del mediterráneo. Durante parte de la primavera y después de la época de lluvias, esta vista es un espectáculo visual cuando el agua cae  cascada en diferentes partes de la montaña que rodea a Deia.
La iglesia parroquial Deia es una pequeña iglesia, cuyo campanario era en realidad una torre de defensa en épocas pasadas. Aunque sus orígenes se remontan al siglo XVI, 1752, se quemó, por lo que la imagen actual responde a las reformas que se han llevado a cabo desde entonces, pero siguiendo técnicas tradicionales de construcción conserva todo su encanto.

La entrada a la iglesia es gratuita y está abierta todos los días. Al lado está el museo parroquial que conserva una interesante colección de obras de arte que han sido donadas por diferentes personalidades y nobles de la isla.

Detrás de la iglesia se encuentra uno de los lugares más especiales que nos encontraremos en Deià, su cementerio. En él están enterrados muchos artistas ( pintores, músicos y poetas que han vivido en Deià), y que vivieron en esta localidad principalmente en los años 60 y 70. Uno de los primeros visitantes en enamorarse de la magia y el encanto de Deià fue el famoso autor Robert Graves, cuya tumba es hoy casi un lugar de peregrinación y su casa, un museo.
Pero lo que realmente hace que este cementerio sea especial es su ubicación en la cima de la ciudad con increíbles vistas del Mediterráneo. Sus vistas, el entorno, su cuidado hacen de este cementerio el más bonito de Europa,a mi forma de verlo.
En el verano, es común que se realicen conciertos de música clásica en la iglesia, una experiencia única y que si tienes oportunidad no dejes de acudir.

Continuamos nuestro itinerario y recorrido por Deià a lo largo de la calle Ramón Llull que nos lleva de vuelta a la calle Es Clot para dirigirnos hacia la playa. Si lo prefieres, antes de continuar, puede tomar un desvío a lo largo de la calle del Porcho hacia la arteria más importante de la ciudad, Via del Archiduque Luis Salvador, donde encontrará la mayoría de las tiendas, bares y restaurantes. Es bueno recuperar fuerzas antes de comenzar a caminar hacia Cala Deia, y más si la época de nuestra visita es el verano.

Por último, se puede realizar la visita al Museo Arqueológico de Deià situado en la calle Teia. Este museo está situado en  un antiguo molino del siglo XVII.  Las piezas más destacadas del museo son los restos de del Myotragus Balearicus, una especie de cabra autóctona que se extinguió hace aproximadamente unos 5.000 años.

Cala Deià ( playa de piedra ).

Una visita a Deià no estaría completa sin acercarse a su pintoresca y hermosa playa. Es una playa de piedras ubicada en la desembocadura del Torrent Major. La gran atracción es que el agua es completamente cristalina. Recomendamos que si viene en temporada alta no vaya durante las horas centrales del día, puede encontrar dificultad para aparcar y la playa suele estar masificada.

Hay dos formas de llegar a Cala Deià, aunque recomendamos caminar a pie, ya que es un paseo sumamente agradable y no se encontrará con la sorpresa de no tener aparcamiento. En verano es sumamente difícil encontrar estacionamiento en el aparcamiento de la playa y además es de pago.

Recorrido a pie para ir a Cala Deià

Para llegar a Cala Deià bajamos a la calle Es Clot, que termina en un bonito camino. A lo largo de este camino podemos disfrutar de diferentes vistas de Deià y pasear por un pequeño olivar de los muchos que podemos encontrar en Deià y en la Sierra de Tramuntana. Después del camino, nos uniremos al camino que baja al lado del arroyo hasta la Cala.
Cala Deià es uno de nuestros lugares favoritos y más visitados en Mallorca y uno de los lugares que no faltan en la ruta turística típica alrededor de la isla o de la Sierra de Tramuntana con amigos o familiares.
Durante la temporada encontramos dos bares / restaurantes en la cala para tomar una rica cerveza o comer. Por lo general, están llenos y los precios son algo altos, pero de acuerdo con la ubicación tan exclusiva. En cuanto a Cala Deià si las piedras no te molestan, la verdad es que su agua es impresionante. Las medusas pueden ser un pequeño problema en esta Cala durante el verano, si hay una plaga de ellas en la isla, el problema se acentúa en Cala Deiá
Desde Cala Deià tenemos diferentes opciones para practicar senderismo. Podemos ir al área de Llucalcari a lo largo del hermoso camino para los pintores que está junto al mar. La playa de Llucalcari es una pequeña playa con rocas y aguas claras y cristalinas, pero vale la pena caminar simplemente para disfrutar de esta zona de la costa y de su hermoso paisaje. Desde la cala también puedes caminar hasta la pequeña aldea de Llucalcari.
Otra opción es ir a Torre de Sa Pedrissa, una antigua torre de vigilancia desde la que podemos ver una vista inusual de Sa Foradada. Para llegar a la torre, debemos girar a la izquierda antes de llegar a la cala, en la pequeña urbanización, hasta llegar a una barrera que impide el paso de los coches. En la orilla derecha hay un camino que nos lleva a la torre en apenas 10 minutos y merece la pena.

Otras visitas recomendadas que podemos realizar en Deiá

Robert Graves House

Escritor sumamente conocido que  cedió al encanto de Deiá y estableció su residencia allí desde 1929 hasta la fecha de su muerte. Podremos visitar la casa y aprender sobre la vida y el trabajo de Robert Grave. La casa de Robert Graves  está abierta al público de lunes a sábado y el precio de la entrada es de 7 €.

Son Marroig

Entre Valldemossa y Deià se encuentra la valiosa y fastuosa posesión de Son Marroig. Son Marroig fue una de las propiedades adquiridas por el célebre archiduque Luis Salvador . Además de reformar la antigua posesión mallorquina y preservar la torre de defensa del siglo XVI, el archiduque reformó los jardines y ordenó la construcción de un pequeño templo de mármol de Carrara que hará las delicias de todos los que vengan a este lugar. Esta posesión es muy usada para la celebración de bodas en la época de verano. Las vistas y el entorno son increíbles. El establecimiento está abierto de lunes a sábado y el precio es de 4 €.

Sa Foradada

Muy cerca de Son Marroig, es imprescindible detenerse en el mirador de Sa Foradada , tambíen conocida como la La Agujereada. Es el monumento natural más impresionante que puedes ver de Mallorca y le garantizamos que la puesta de sol desde este lugar es inolvidable y llena de romanticismo .

Si te atreves, también puedes hacer la excursión al monumento natural e incluso subir a la cima. En el camino, hay varios puntos de vista que el Archiduque Luis Salvador había construido y, al final, encontrarás una pequeña cala escondida. En la época estival podrás ver una gran cantidad de embarcaciones fondeadas a su alrededor.

Monasterio de Miramar

Situado en el municipio de Valldemossa fue fundado a pedido de Ramon Llull en el siglo XIII para albergar una universidad misionera dedicada a la enseñanza del árabe y otras lenguas orientales. Puedes visitar parte del antiguo claustro, la capilla, la casa, los jardines y una vista espectacular. Las visitas a Miramar se pueden realizar de lunes a sábado y el precio de la entrada ronda los 4 €.

Hoteles cuatro estrellas para alojarse en Deiá

La oferta hotelera en Deiá es pequeña y sumamente cara, por lo que si buscas algo más sencillo una buena opción podría ser Cases de Ca’s Garriguer en Valldemossa.

Otras opciones más económicas para alojarse en Mallorca que un hotel 4 estrellas